Primer Concurso Regional de Cuento




Resultado
I Concurso Regional de cuento Johann Rodríguez-Bravo



Ganador:
RODOLFO VILLA VALENCIA
Cuento “Contigo no se puede jugar”

Segundo puesto:
HUGO ANDRES ROSERO OCAÑA
Cuento “Telaraña”



Menciones de Honor:

Primera mención:
RAÚL HARPER (seudónimo literario de Guillermo Zúñiga Cañizares)  Cuento “Uppercut”

Segundo mención:
DANIEL ALBERTO ZAPATA GORDILLO
Cuento “Mami, me dijo doña Concha”

Tercera mención:
CÉSAR ERNESTO MAYA ARTEAGA
Cuento “El pollito”

Cuarta mención:
JUAN CARLOS PINO CORREA
Cuento “El cielo de tus ojos”

Quinta mención:
JORGE MARIO ECHEVERRY HURTADO
Cuento “Estás Muerto”


Acta del Jurado


Siendo las 20 horas del 07 de octubre de 2009, se reunieron en la ciudad de Bogotá  los escritores Juan Esteban Constaín, Carlos Fernández y Andrés Mauricio Muñoz, para deliberar y emitir el fallo del I Concurso Regional de Cuento Johann Rodríguez-Bravo. Al final de la sesión se llegó a una decisión, cuyas principales conclusiones se resumen en seguida:


1)  Conceder el primer puesto del concurso al cuento “Contigo no se puede jugar”, presentado al concurso bajo el seudónimo de Tántalo. Una vez abiertas las plicas se pudo determinar que pertenece a RODOLFO VILLA VALENCIA de la ciudad de Cali, Valle del Cauca. El autor, tal como lo contemplan las bases, recibirá un estímulo económico de un millón de pesos.

Sobre “Contigo no se puede jugar”: De este cuento se consideraron como virtudes la unidad, el ritmo, el dominio de la tensión narrativa y el uso asertivo de los diálogos, además de un manejo impecable del lenguaje y precisión en el estilo.


2)  Otorgar el segundo lugar del concurso al cuento “Telaraña”, presentado al concurso bajo el seudónimo de GUSTAVO F. BURNETT, y que al abrir las plicas se pudo determinar que pertenece a HUGO ANDRES ROSERO OCAÑA de la ciudad de Pasto, Nariño.  El autor, tal como lo contemplan las bases, recibirá un estímulo económico de quinientos mil pesos.


Sobre “Telaraña”:  El jurado quiere destacar que en este cuento es posible evidenciar un manejo consistente de la técnica narrativa, fluidez en el lenguaje y pleno conocimiento del oficio de narrador.


3) Otorgar las siguientes menciones, siendo relevante y estricto el orden en que aparecen mencionadas


Primera mención: Uppercut, presentado al concurso bajo el seudónimo de El nadador. Una vez abiertas las plicas se determinó que su autor es RAÚL HARPER (seudónimo literario de Guillermo Zúñiga Cañizares)  de la ciudad de Cali, Valle del Cauca.  En este caso el jurado quiere destacar la forma como se estructuró el cuento alrededor de una suceción de imágenes precisas que sostienen y ambientan adecuadamente la historia.


Segundo mención: Mami, me dijo doña concha, presentado al concurso bajo el seudónimo de Hectorcito. Una vez abiertas las plicas se determinó que su autor es DANIEL ALBERTO ZAPATA GORDILLO.  En este cuento es importante resaltar la capacidad de evocar y de concebir una historia bien elaborada alrededor de la nostalgia y un drama elemental.

Tercera mención: El pollito, presentado al concurso bajo el seudónimo de Cesarión Gatirri. Una vez abiertas las plicas se determinó que su autor es CÉSAR ERNESTO MAYA ARTEAGA de la ciudad de Pasto, Nariño. Lo que llama la atención del jurado es la convicción y decisión del autor a la hora de construir el cuento. Se percibe un autor inmerso en un proceso creativo interesante.

Cuarta mención: El cielo de tus ojos, presentado al concurso bajo el seudónimo de Joaquín Azarbarda. Una vez abiertas las plicas se determinó que su autor es JUAN CARLOS PINO CORREA de la ciudad de Almaguer, Cauca. Lo que quiere resaltarse es la sensibilidad y pericia del autor para plasmar en el cuento un sentimiento de impotencia y desolación. Se evidencia también una madurez narrativa interesante.

Quinta mención: Estás Muerto, presentado al concurso bajo el seudónimo de Juan Darién. Una vez abiertas las plicas se determinó que su autor es JORGE MARIO ECHEVERRY HURTADO de la ciudad de Cali, Valle del Cauca. Se quiere resaltar, con la escogencia de este texto, la disposición cuidadosa y acertada de los elementos narrativos con que el autor estructuró el relato.


4) Resaltar la participación en la primera versión del concurso. Se recibieron un total de 97   manuscritos provenientes de diferentes ciudades del suroccidente.


5) Sobre el concurso en general: La respuesta a la convocatoria rebasó cualquier expectativa, y eso es lo primero que hay que celebrar: que tanta gente en un mismo sitio (una misma región), esté dispuesta a escribir y a contar sus historias. El del cuento es un género difícil, pero quienes nos mandaron los suyos tuvieron, para empezar, el valor de hacer visible un proceso creativo en el que han venido trabajando para encontrar una voz, un estilo, quizás los secretos del oficio. Pero no sólo es ese el valor de estos textos: también hay, en algunos de ellos, talento, trabajo, disciplina, ingenio, formación, lecturas, variedad de temas. La escogencia del jurado tiene que ver precisamente con eso: con el reconocimiento de autores que, aunque evidentemente están en el camino y en la búsqueda (como todo escritor), ya logran combinar elementos narrativos y literarios para estructurar  historias que se ciñen, en mayor o menor grado, a los patrones esenciales del género y al exigente legado de sus maestros. Toda deliberación es un proceso subjetivo; sin embargo, como jurados de esta primera versión del Concurso Regional de Cuento Johan Rodríguez-Bravo, leímos con gran respeto y cuidado los textos concursantes, y creemos que el fallo da cuenta plena de la calidad del certamen, y deja sentadas las bases para su continuidad y la de quienes quieran participar en el futuro.


6) Sobre el homenaje a Johann: En el cumplimiento de su amor voraz por la literatura, Johann Rodríguez-Bravo supo desde el principio que la vocación de un escritor necesita también de la amistad, de la solidaridad, del encuentro de las almas (y las plumas) al calor de las mismas ilusiones y las mismas inquietudes. Por eso, para él la literatura no era un empeño solitario ni un motivo angustioso, sino un placer compartido, una fiesta inconclusa. Quizás por eso, desde que Johann empezó a ser escritor –y lo fue de manera precoz y brillante, con un compromiso y unos resultados poco comunes en alguien de su edad–, no había concurso literario en que su nombre no estuviera presente y con grandes posibilidades de alcanzar la gloria. Concursos de novela, de cuento, de ensayo: Johann los visitó todos y felizmente, convencido de que allí había una oportunidad magnífica no sólo para figurar, sino para conseguir lectores y amigos, que hicieran de aquellas justas de las letras un punto de partida para nuevos encuentros y nuevas alegrías, al lado de un café, revelando a un autor desconocido, celebrando el triunfo de alguno que habría podido ser cualquiera de nosotros.

También como concursante de la literatura –en el mejor sentido de la expresión–, Johann fue un caso excepcional y generoso, y siempre andaba repartiendo bases a todos los vientos para que sus amigos lo acompañaran en el placer de hacerse leer. De él sí podría decirse lo de los caballeros y los buenos jugadores: que lo suyo era el gusto de estar, más allá de a quién tocara la victoria. No en vano, su último cuento fue premio nacional en Santander, en el concurso Umpalá; se llamaba “Teoría de la muerte”.

Esta primera edición del concurso regional de cuento Johann Rodríguez-Bravo es un homenaje a su pasión desmedida por la literatura y por la vida; es un signo de gratitud por todo lo que aprendimos de él, de su apego ejemplar a los llamados del arte y la belleza. Lo único que lamentamos es que ya no esté aquí para enseñarnos más, para regalarnos a manos llenas  sus lúcidas opiniones, y para concursar en esta fiesta en la que también, sin duda, habría tenido el lugar destacado que siempre alcanzaron sus textos.

Una vez más, y como siempre, Johann se llevó la mención de honor de este concurso. El suyo; el que celebra su vida y su vocación.

Bogotá, 07 de Octubre de 2009.

Juan Esteban Constaín
Carlos Fernández
Andrés Mauricio Muñoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario